10 alimentos ricos para aumentar la testosterona

alimentos para aumentar la testosterona

¡Cuidado con lo que comes!

Si buscas aumentar tus niveles de testo, para la fuerza o la libido, hay algunos alimentos que claramente no funcionan a tu favor.

¡De lo obvio a lo sorprendente, aquí están los 7 alimentos que bajan la testosterona y que debes evitar a toda costa!

1. Huevos

Imprescindible para aumentar la testosterona.

Desde la clara hasta la yema, todo es bueno en el huevo. Es rico en proteínas (esenciales para la construcción de músculo) pero también en colesterol bueno, que es un lípido que favorece la secreción de testo. Y eso sin mencionar que también contiene zinc, vitamina D y omega 3, todos ellos esenciales y que contribuyen cada uno a su manera a la producción.

Así que no lo dudes: duros, escalfados o en tortilla, ¡un huevo siempre es una buena idea!

alimentos potenciadores de la testosterona huevo

2. El aguacate

No te dejes engañar por su valor calórico.

El aguacate se percibe a menudo como demasiado graso y es cierto que puede asustar con su media de 350 a 400 kcal… Sin embargo, contieneácido oleico, un ácido graso monoinsaturado, que ayuda a aumentar el colesterol bueno que ciertas células de nuestro cuerpo utilizan para producir testosterona.

Y si a esto le añadimos la vitamina B6, el potasio y el zinc, está claro que se ha ganado un lugar en nuestra dieta.

3. Carne de vacuno

¡Los hombres varoniles comen carne!

Sin embargo, detrás de este tópico hay algo de verdad: se sabe que la carne roja, y especialmente la de vacuno, aumenta la testosterona. Esto se debe, en particular, a que es extremadamente rica en proteínas, así como en zinc y ácidos grasos saturados, 3 de los elementos que mejor funcionan para optimizar la secreción.

Por el contrario, una dieta baja en carne puede disminuir los niveles de testo en el cuerpo…

Así que un buen filete de vez en cuando sólo puede ser bueno para ti.

alimentos potenciadores de la testosterona carne de vacuno

4. Ostras

No es casualidad que se diga que son afrodisíacos.

Las ostras son increíblemente ricas en zinc: ¡casi bastaría con comer una al día para cubrir nuestra ingesta diaria recomendada! Y cuando se sabe que este oligoelemento facilita la producción de testosterona al impedir que se transforme en estrógeno, no es de extrañar que también se potencie nuestra libido.

No los tenemos todo el año, pero cuando están ahí, ¡puedes saltar sobre ellos!

5. Atún y salmón

Para potenciar el testo, ¡no tengas miedo de la grasa!

Al igual que el aguacate, el atún y el salmón son dos pescados grasos que pueden convertirse en verdaderos aliados. Ambos son ricos en grasas insaturadas, que contribuyen al colesterol bueno, pero también en vitamina D, omega 3, zinc, magnesio y selenio, que estimulan a su manera la producción de la hormona de la virilidad.

En rodajas, en lata, en sartén o en papillote, ¡son por tanto perfectas para alternar con la carne!

alimento potenciador de la testosterona salmón-atún

6. Ajo

Aliento o testosterona, ¡tienes que elegir!

El ajo tiene un secreto bien guardado: cuando se come crudo, ayuda a liberarhormonas luteinizantes en el cuerpo, que a su vez promueven la producción de testosterona. Y lo que es más, incluso ayuda a reducir el nivel de cortisol en el cuerpo, la hormona del estrés que afecta directamente a los niveles de testo.

Un pequeño consejo una vez que lo hayas mordido: ¡un enjuague bucal con menta es genial para eliminar el olor a ajo!

7. Semillas

Las semillas de chía, de calabaza, de sésamo e incluso de girasol son buenas.

Lo mejor de las semillas es que son naturalmente ricas en nutrientes como el zinc, el selenio, el magnesio y la mencionada vitamina E. Pero también contienenácido alfa-linoleico, un ácido graso esencial con el que quizá no estemos tan familiarizados, pero que también estimula la producción de testosterona en el organismo.

Por eso, aunque no son los alimentos más fáciles de comer, sería una pena prescindir de ellos.

Espolvoreado sobre el yogur, la ensalada o la sopa, ¡no hay duda!

semillas potenciadoras de la testosterona

8. Col

En realidad, no hacen salivar y, sin embargo, ¡son extremadamente eficaces!

Todas las coles (rojas, blancas, de flor, coles de Bruselas, etc.) y las verduras crucíferas como el brócoli tienen un arma poderosa:el indol-3-carbinol. Y la razón por la que no debemos prescindir de él es porque este fitonutriente impide que la testosterona libre se convierta en estrógeno y, por tanto, aumenta su nivel en nuestro organismo.

Sólo queda encontrar la receta adecuada para comerla sin poner cara de circunstancias.

9. Piña y plátano

¡Porque también se puede disfrutar de la fruta!

Además de ser ricos en vitaminas del grupo B y potasio, que desempeñan un papel fundamental en la producción de hormonas saludables, la piña y el plátano contienen bromelina. Y la razón por la que esta enzima es tan interesante es que ayuda a digerir las proteínas y aumenta los niveles de testosterona, sobre todo al proporcionar energía extra.

Y energía extra para el trabajo o el entrenamiento, ¡nunca decimos que no!

alimentos potenciadores de la testosterona piña plátano

10. Nueces

¡La merienda ideal!

Como las nueces son ricas en grasas mono y poliinsaturadas, promueven el colesterol bueno en lugar del malo y, como ya se ha mencionado, son perfectas para promover la producción de testo. Pero sobre todo, los frutos secos como las nueces de Brasil también contienen una gran cantidad de selenio, que también ayuda a aumentar el nivel en el cuerpo.

Así que no dude en picarlas de vez en cuando.

Otros alimentos ricos en testosterona

¿No se te ha hecho la boca agua?

Pues bien, hay muchos alimentos ricos en nutrientes para potenciar la testosterona, como la avena, por ejemplo, pero también los espárragos, la granada e incluso el chocolate negro (100% cacao).

No olvides que también puedes utilizar complementos alimenticios para aumentar tus niveles de testosterona y no depender de tu dieta diaria.

Hoy en día existen muchos suplementos elaborados íntegramente con ingredientes naturales, totalmente saludables y que, por tanto, no suponen ningún riesgo para la salud.

Descubra más sobre ellos: